La estética de la fotografía como arte

Por Alejandra González

Resultado de imagen para grete sternCollage de Gret Stern

Cuando decimos que una imagen fotográfica no es una representación fiel de la realidad es porque está atravesada no sólo por un artefacto como la cámara, sino por la subjetividad de un sujeto, aún más densa que el material del instrumento. Su evolución se enmarca en las formas en las que entendemos la realidad y los discursos que al rededor generar movimiento y nos construyen.

El lenguaje por tanto no sólo lo comprendemos desde lo narrativo, sino también desde lo visual. La percepción, la estética, el sentimiento, se movilizan y se transforman a raíz de la demanda subjetiva y con ella la evolución de la fotografía, que a su vez, también se alimenta a sí misma como nueva forma de comprender y construir realidades.

En este sentido, la propia evolución histórica de la fotografía ha sido la encargada de movilizar su sentido estético. Pasamos de la imagen como medio documental, a una imagen que permite ijugar con la realidad en la búsqueda de la interacción de formas, luz, sombra, línea y textura; “la búsqueda de ese objeto en un diálogo diferente”; como lo fue la búsqueda del negativo perfecto de fotógrafos como Stiglitz, Edward Steichen, Ansel Adams. Este último quién también comienza a jugar con la estética del fragmento.

El psicólogo Social Fernández Christlieb en su libro Lo que se siente pensar define la estética como algo mas propio del sentimiento que de la percepción, y en este caso “en la sensibilidad, las cosas miradas pasan a formar parte de la forma de mirar” (Christlieb, 2017). La estética es móvil es el instante en el que el sujeto y el objeto se reúnen, “uno mismo y las cosas”.

Cuando la imagen deja de ser mera percepción, comienza a ser estética constituida por todo un bagaje que culmina, por ejemplo, en los trabajos de May Ray con la técnica de solarización, los fotogramas en su juego con las sombras de los objetos desde el pensamiento en negativo, la estética del fragmento con su ecuación: forma + figura + volumen + textura = belleza; la generación de nuevas realidades o búsqueda del plasmar el entendimiento del mundo, La fotografía como un fragmento de la realidad, que después trae consigo el photoplastic y con ello la la idea de que la fotografía puede intervenirse y es necesaria para plasmar todas las ideas.

Imagen relacionadaFotografía de Mun Ray con técnica de solarización

En la estética hay una ganancia, y es que el percatador llega a ver las cosas, (…) cargado de una cultura y de una historia, viene ya con todos los pensamientos y sentimientos procesados, y asimismo, viene con la percepción de sí mismo, y entonces, lo que presencia es algo más rico que una simple imagen, y puede por tanto, pensar y sentí mucho más cosas que están ahí que el perceptor ingenuo (…).

Christlieb, 2017.

De esta misma forma ocurre con quien genera la imagen, no sólo desde quien la contempla, como ocurre con la obra de Grete Stern y su surrealismo del Sur desde los sueños: mundo onírico que nos lleva a otros mundos, representaciones de sueños y pesadillas de mujeres que viven oprimidas bajo la lógica patriarcal.

Una postura política se introduce en la estética como provocación, una cultura constituyente del sentí-pensar que le moviliza discursivamente y se vuelve una con el sujeto. Eso es la estética, un trabajo denso y largo de constitución desde la cultura, trabajo paciente de la sociedad “de irse llenando de todas las actividades, acontecimientos, obras, circunstancias, sinsabores, fracasos, e ir utilizando todos ellos para volverse a ver y tocar la vida, que es en rigor propia vida de la sociedad” (Christlieb, 2017).

Con ello también el trabajo de Edward Weston, Tina Modotti, Manuel Álvarez Bravo, Agustín Jiménez y su estética rusa. Eugenia Latapí, Emilio Amero, SEMO (Senya y Mollie Steiner) y Luis Márquez Romay.

El trabajo de todos ellos y ellas está marcado por la influencia ideológicas del feminismo, el comunismo, es socialismo, el anarquismo; así como de alguna otra arte como el teatro, el cine, la pintura; o alguna otra escuela como el DADA, BauHaus y el pictorialismo. Todo ello parte de  lo que se llena la cultura y constituye una sociedad en su subjetividad, memorias colectivas que configuran la estética y la fotografía como arte.

 

Referencias:

Christlieb, P. (2017). Lo que se siente pensar. [En línea] Consultado [26 de noviembre de 2017] Obtenido en: http://www.academia.edu/8567451/lo_que_se_siente_pensar

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s